09 diciembre, 2016

Belgrano viejo



A mí, Belgrano, sus arboledas y sus calles de granito, su sombra y su silencio, siempre me ha producido la misma desconfianza que los cementerios. Uno, como porteño, está encantado de que exista Belgrano, pero vivir en ese barrio es un permanente recordatorio de la muerte; Belgrano es como Bécquer: romántico, mórbido, secretamente corrosivo.

Ángel Bonomini, "La modelo"  (Los novicios de Lerna, Buenos Aires, Emecé, 1972)

No hay comentarios: